Metalurgia de polvos

Gestión de Compras suministra productos fabricados mediante metalurgia de polvos/sinterizado. Este proceso usa fundamentalmente presión y calor para formar piezas precisas y formas complejas, tanto en metales férricos como no férricos.


La metalurgia de polvos es un proceso de fabricación de piezas a partir de materiales como el acero inoxidable, acero al carbono, bronce o aluminio.

Este proceso es adecuado para la elaboración de un número elevado de piezas que, por sus pequeñas dimensiones o diseño complicado, requieren de precisión. También es adecuado cuando se necesita controlar en mayor medida la permeabilidad o la porosidad de la pieza final. El uso de dichas piezas es muy habitual en la maquinaría y herramienta industrial, la automoción o la armería. Más concretamente, son piezas como rodamientos, pistones o válvulas.

La metalurgia de polvos requiere un proceso de varios pasos, que son los siguientes.

  • Obtener los polvos. A partir de varios procesos (como por ejemplo, condensar el vapor del metal o reducir los óxidos del metal), los polvos se obtienen de metales como el aluminio, el cobre o el hierro.
  • Dosificar y combinar. Según la pieza final y sus características, se mezclaran polvos de dimensiones y composiciones diferentes.
  • Compactar en frio. Para este paso se necesita herramientas muy concretas, que son las prensas mecánicas o las prensas hidráulicas. Estas prensas aplican la presión de manera unidireccional.
  • Sinterizado. Se calientan los materiales con un horno eléctrico, cuya atmósfera debe ser seleccionada y vigilada en todo momento.
  • Procesos de acabado. Este paso consiste en el tratamiento de las piezas para mejorar sus propiedades finales. El tratamiento término, el acuñado o la impregnación son alguno de estos procesos.

Relacionados

Empresas que confian en nosotros:

               

Soluciones Globales y Gestión de Compras S.L.

Mapa del sitio | Aviso legal | Protección de datos | Suscribirse

Suscríbete a nuestra lista de correo